Maestro de Kung Fu enseña a sus alumnos con solo una pierna

En el norte de Siria, un grupo de alumnos reciben clases de artes marciales bajo el mandato del maestro Fadel Othman, un joven de 24 años que dirige la escuela y que cuenta con una característica que lo hace ser más valiente y es que es maestro de kung-fu sin una pierna. 

“Es el primer equipo que entreno desde mi herida. Me convenzo de que un día serán campeones del mundo”, explica Fadel.

Su discapacidad se presentó tras resultar herido por un disparo de obús, una pieza de artillería, en 2015, mientras presenciaba combates entre rebeldes y fuerzas del régimen en la ciudad de Alepo. Su pasión por el King fu se vio trancada a los 12 años cuando se vio obligado a detenerse. “Sentí que todas las puertas se cerraron frente a mí”. Sin embargo, tres años después mientras se curaba atendía a cursos de artes marciales con entrenadores e incluso logró ser partícipe de algunas competiciones. 

Por eso, decidió este año a darle apertura a su propia academia donde entrena a sus alumnos que hacen parte de diferentes niveles. Su gimnasio cuenta con sacos de boxeo y barras de tracción y sus paredes están repletas de fotografías de Othman en los torneos.

Sus clases son una serie de ejercicios de calentamientos, donde no usa las muletas y después se pone a observar a sus alumnos que realizan las secuencias explicadas, para así ayudarlos a refinar la técnica para parar los golpes.

Entérate de más noticias en nuestro perfil.

Compartir:

Otros post